Las diferencias entre una aplicación nativa, una web o una híbrida.
05/17
Andrea González

Existen tres tipos de aplicaciones para dispositivos móviles, las aplicaciones nativas, las aplicaciones web y las aplicaciones híbridas.

Aplicaciones Nativas

Son aquellas aplicaciones que se programan en el entorno especifico de cada sistema operativo.

Mientras que las aplicaciones desarrolladas para sistemas operativos Android se desarrollan en lenguaje Java, para desarrollar una aplicación en iOS se utilizan los lenguajes objetive-C o Swift. Por último, las apps para Windows Phone se desarrollan en la plataforma .NET.

Entre las ventajas de las aplicaciones nativas podemos destacar:

  • Acceso completo a todos los componentes del dispositivo móvil como la cámara o el GPS.
  • Mejor rendimiento y menor consumo de memoria.
  • Posibilidad de enviar notificaciones a los usuarios.
  • Aparecer en las diferentes stores de aplicaciones.

Las principales desventajas de las aplicaciones nativas son:

  • Coste más elevado.
  • Necesidad de conocer diferentes lenguajes de programación.
  • Tiempo de desarrollo elevado.
  • Ocupa espacio de almacenamiento en nuestro dispositivo.
  • El usuario debe actualizar la aplicación para obtener las nuevas versiones disponibles.

Es aconsejable que uses este tipo de aplicaciones cuando tu app deba estar disponible sin acceso a Internet, cuando el acceso a los recursos del teléfono sea indispensable para su buen funcionamiento o cuando las notificaciones sean un elemento clave en tu aplicación.

Aplicaciones web

Las aplicaciones web son aquellas que se ejecutan en Internet y se accede a las mismas mediante una URL. Las app web están diseñadas para adaptarse a la pantalla de los dispositivos móviles.

Los lenguajes más usados para elaborar estas aplicaciones son HTML5, CSS y JavaScript.

Las ventajas de las aplicaciones web son:

  • No necesitan ser instaladas para ser usadas.
  • Se pueden usar en cualquier plataforma.
  • Su desarrollo es más sencillo y barato que el de las aplicaciones nativas.
  • Puede reutilizarse el código ya diseñado.
  • El usuario siempre dispone de la última versión.

Entre las desventajas de las aplicaciones web encontramos:

  • Requieren conexión a Internet.
  • Acceso limitado a los recursos del dispositivo donde se ejecute la aplicación.
  • La navegación por la aplicación es más lenta.

Nuestra recomendación es que uses una aplicación web cuando no sea necesario explotar todos los recursos del teléfono móvil o la tablet o no dispongas de presupuesto suficiente para crear una app nativa.

Aplicaciones Híbridas

Este tipo de aplicaciones son una mezcla de las aplicaciones web y las nativas.

Las aplicaciones híbridas aúnan la versatilidad del desarrollo web y la capacidad de uso de los recursos de los dispositivos de las aplicaciones nativas. Su principal ventaja es que puedes utilizar el mismo código base para múltiples plataformas con lo que el coste es menor.

Aunque es una opción muy usada cuenta con alguna desventaja, por un lado, siguen siendo más lentas que las nativas, por otro lado, su diseño visual no siempre se relaciona bien con el sistema operativo donde se muestra.

Es recomendable que optes por el desarrollo de una app híbrida cuando solo necesites el acceso a una cantidad limitada de recursos del dispositivo móvil y además necesites llegar a una gran cantidad de clientes.