Celebrando nuestro 12 aniversario
25/05/19
Esther Moraleda

El que sabe el qué, encontrará el cómo.

Nietzsche

La primera vez que mi amigo, socio y compañero ya de muchas fatigas, Pedro o Pedrín como me gusta llamarle, me comentó que podíamos montar una consultora informática, la carcajada que solté podemos decir que fue bastante sonora… y los que me conocen bien saben que si lo digo así, fue muuuy sonora… ;-).

Tener a tu lado a dos personas que confían en ti de forma incondicional, como ha sido y es en mi caso contar con Pedro y Arancha, te puede llevar a hacer cosas en la vida increíbles. Solamente me dejé llevar, la confianza total que siempre ha sido mutua entre nosotros 3 fue la clave fundamental, y allá por 2006, aprovechando un cambio en mi vida que me hizo venir a vivir a Coruña y decidir a qué me iba a dedicar,  hizo posible que aquella idea que me pareció tan loca, se empezara a hacer realidad. 

Estábamos en tiempos pre-crisis y no solo acabamos de montar una empresa de informática, es que nuestro primer cliente iba a ser ni más ni menos que BBVA, primero para hacer su web de celebración del 150 aniversario del banco y a continuación para el desarrollo de la aplicación de eLearning de idiomas… todo iba muy deprisa, abrimos la primera oficina en la Ronda de Outeiro, contratamos a las primeras dos personas: Daniel y Fernán, y aunque seguramente trabajaríamos más horas de las que soy capaz de recordar… tengo un recuerdo muy bonito de aquellos tiempos.

Todo era aprender, aprender y aprender… También hay que decir que todas las personas que han venido a trabajar a IVORY han sido muy responsables e involucradas. Estoy segura de que las empresas para las que hemos trabajado nos veían tan dispuestos, tan flexibles y tan resolutivos, que no parábamos de hacer proyectos a una velocidad de vértigo (también es verdad que no se conocía ni la LOPD, ni los hacking éticos, ni los departamentos de seguridad lógica, todo era muy rápido de desarrollar)…  y entonces llegó la crisis.

Siempre hemos dicho que a Ivory la crisis no le llegó a afectar demasiado pero si a nuestros clientes, esto quiere decir que nos seguían necesitando, seguíamos desarrollando proyectos para ellos, pero otra cosa era los presupuestos con los que contábamos… Fueron años duros, no nos vamos a engañar, de apretarse mucho el cinturón a todos los niveles, pero sin bajar ni la calidad ni la dedicación en nuestro trabajo por nada del mundo. Siempre pensábamos que si salíamos de aquellos años «vivos», lo que viniera después tendría que ser muy bueno.

Y os puedo asegurar que así ha sido.

Ahora mismo IVORY, es una pequeña gran empresa, con una oficina que nos tiene in love, donde seguimos manteniendo a nuestros primeros clientes: BBVA, Inspiring benefits (antigua Hat Trick), Astex, Viajes El Corte Inglés entre otros, desde hace ya… ¡12 años!… donde cada una de las personas que trabajan se han convertido en los principales protagonistas y nuestro mayor valor, y donde para mí, venir a trabajar cada día con ellos es un verdadero orgullo.

No suelo pensar mucho en el futuro, porque creo que el presente es tan apasionante ahora mismo, que hay que estar con los ojos bien abiertos para que nada se nos escape.  Lo que sí tengo claro es que los próximos años van a ser muy emocionantes: nuevas formas de trabajar y de entender los equipos de trabajo; la Inteligencia Artificial que ya es una tecnología de hoy va a marcar nuestro futuro, ha salido de los laboratorios y las universidades y ya la tenemos a nuestra disposición para usarla y mejorar nuestra calidad de vida.

Nos espera un futuro donde las empresas se enfrentan a un reto tecnológico sin precedentes; IVORY está aquí para ayudarlas aportando su experiencia pero lo más importante, sus ganas y su pasión en todo lo que hace.

¡Chín chín Ivory! ¡Por seguir viéndote crecer y ver cómo tus clientes y el equipo crecen contigo!

Pin It on Pinterest

Share This